martes, 21 de octubre de 2008

La noche, la luna y el silencio

Noches violetas azuladas,
la luna está desorbitada.
Sus caras yacen dormidas,
soñando los sueños perdidos.

Las horas han envejecido,
velas encima de mi cómoda.
Amarillento color apagado.
El silencio ha llegado.

Las nubes traen sus virtudes,
una riega de agua plateada.
La lluvia moja mis entrañas,
llevándose las malas hierbas.

Yo, la luna:

Las estrellas quieren tocarme.
Ellas me abrazan suavemente,
cuidando eso sí, mi maquillaje.
Mis bellos se erizaron.

Yo, el silencio:

Fue el viento que los marchitó.
Acariciándome a su paso,
mi silencio se hizo amargo y
mis sentidos se despertaron.

2 comentarios:

Galina dijo...

Hola
Eres el tipico caso de contenido interesante y fondo molesto. Es muy difícil leer así, ¿es que no te das cuenta?
Aunque tú veas perfectamente tienes que pensar que el mundo está lleno de gente que no ve como tú.
No sé si te parecerá mal porque el mundillo este del blog está lleno de gente susceptible, pero sólo te lo he dicho con ánimo de ser constructiva.
Besos.

Frandiei (angeldeacero) dijo...

Respeto tu decisión, pero no estoy de acuerdo para nada con lo que dices. Yo escribo lo que mi interior me da a expresar. Soñar es gratis. Las personas que me leen y comparten mi afición asi lo viven igual que yo. El día a día no tiene porque ser sufrimiento y realidad. A veces necesitamos evadirnos un poco de esa realidad y dejar descansar nuestro interior. Para nada es dificil leer así, cada escrito tiene un mensaje oculto que si lo lees adecuadamente, podrás encontrar algo muy positivo.Solo hay que dejarse llevar y vivir el momento. Lo mismo pasa cuando escuchas una canción que te gusta, te dejas llevar, y comienzas a soñar. Gracias por visitarme. Un saludo.