viernes, 21 de diciembre de 2007

Tengo Rosas

Tengo rosas y camelias,

varios colores y aromas.

Tengo amapolas y azucenas

amarillentas muy bellas.


Tengo rosas para darte.

Mi amor para enamorarte.

Quiero darte un beso.

Acurrucarme en tu pecho.


Tengo rosas para darte.

En esta noche de invierno.

Mucho amor para tirarte.

Con sigilo y esmero.


Tengo rosas desechas

Necesito tus besos.

Tengo rosas blancas,

mimadas con tu ego.


Tengo rosas para darte.

Un cariño muy espeso.

Tengo rosas de felicidad.

Encariñadas con tu amistad.

Otoño agridulce

Mucho tiempo esperando

la llegada de mi ida.

Tristeza misteriosa

que acoge mi sonrisa.


Palpando el ambiente.

Siento que agonizo.

Oyendo mi llanto.

Siento que me marcho.


Noviembre agridulce

triste y fúnebre.

Las hojas caen y

la vida se consume.


El cielo ha despertado.

La tormenta ha llegado.

Los hojas se tornan rojas.

El color de mi desagrado.


Empieza la lluvia.

El agua hace huella.

Mis pies se clavan

en la tierra.


Noviembre agridulce.

La vida misma cambia.

Las flores se acurrucan

tras las rocas grisáceas.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Cuerpo de mujer, sabor amargo 1

Un verano ha pasado.

Otro año está llegando.

Un otoño traumatizado.

Por la sequía inundado.


Ha llegado la hora, este

es otro momento más.

Un descanso para pensar.

Un capuchino para olvidar.


Tu espuma azucarada me

deja sin habla. Blanca y

llena de sabores amargos.

Suave y tranquilizadora.


Una taza pintada con flores.

Con su respectiva cuchara.

Instrumentos de emociones.


Como si fueras un cuadro.

Te reflejas en mi mente.

Pareciera que estuvieras

plasmada en mi pasado.


Ahora te relleno otra vez.

de sabores dulces y amargos.

Eres la reliquia de antaño.


Una taza pintada con flores.

De barro, coloreada de colores

amargos. Llenos de encanto.

Cuerpo de mujer, sabor amargo 2

Tu rojo revoltoso me puede.

Sobrepasa todos mis límites.

Eres única en tu especie.

Eres mi dulce de leche.


Eres el ingrediente de esta vida.

Perturbas todas mis emociones.

Me produces muchas sensaciones.

Conseguiste arrancar mis heridas.


Pareciera que fueras stripper.

Y yo, una de tus únicas presas.

Que habría caído en tus redes.


Dispuesto a probarte, sin perderme

cada uno de tus sabores. Viviendo

cada una de esas sensaciones.

Y el tacto de mi piel al tenerte.


Saborearte con la mayor dulzura.

Sabiendo que tu piel es oscura.

Cuerpo de mujer, sabor amargo.

El vapor describe tus encantos.


Saboreando sin límite tu jugo.

Sabor amargo, dulce encanto.

Sintiendo el tacto de tu juventud.

Disfrutando. Es mi mayor virtud.

Cuerpo de mujer, sabor amargo 3

Eres mi dulce amargo.

La musa de mi inspiración.

Eres la pasión de mi vida.

Eres mi mayor ilusión.


Me produces calor, cuando

te veo aparecer lentamente.

El capuchino denota dulzura.

Su vapor forma tu hermosura.


Forma tus caderas y tu ternura.

Forma tus curvas prohibidas.

Forma el color de tu piel.

Tu tacto me hace enloquecer.


El vapor me hace imaginarte.

Los redondeles de vapor,

van subiendo perezosamente.

Van enredando mi ilusión.


Empiezan a enseñar tu sabor.

Forman tu cuerpo a placer.

Primero tus pies, después

tus piernas y todo tu ser.


Por fin puedo tenerte otra vez.

Cerca de mis ojos y mi corazón.

Te puedo oler y estremecerme.

Te puedo probar por última vez.


Cuerpo de mujer, sabor

amargo, sabor templado.

Cuerpo de mujer, sabor

sincero, azucarado.


Yo, tú marioneta de siempre.

Estoy frente a tu suerte.

Desviviéndome por tenerte.


Devórame dulce amargo.

No puedo escribir cuando

no dispongo de la inspiración.

Pero hoy tu me la has dado.


Este poema está dedicado

a tu hermosa belleza y tu corazón.

A tus ganas de vivir en el pasado.

A ti, mi hermoso cuadro.


Cuerpo de mujer, sabor amargo.

Amargo de frescuras y dulzuras.

Es un capuchino, es mi dulce amargo.

Tu vapor me hace soñar, imaginar.


El espectáculo debe continuar.

Yo a tu lado emocionado sin parar.

La pasión y la dulzura en tu corazón.

Tengo mis ojos llorosos de satisfacción.

martes, 11 de diciembre de 2007

Anoche pensaba

Anoche estuve pensando en ti.

Las flores comenzaron a salir.

El invierno se había marchado.

La primavera había llegado.

Sentía que estabas aquí.

Mi interior lloraba de emoción.

Yo dormía en tu corazón.

Mis lágrimas navegaban.

Desnudaban la ternura de tu ser.

Tu olor me hizo enloquecer.

Mi sonrisa se enamoraba

a cada momento que me besabas.



Oh, señor del sol

El sol y la luna se enamoran.

Por el día el sol navega.

Por la noche la luna se desespera.

------------------------------------

Oh, señor del sol.

Pinta los labios de mi cara.

Oh, señor del sol

Hazme feliz, hazme el amor.

Recorre mi hermosura

en esta noche oscura.

Entra en mis entrañas

y cúrame la amargura.

Oh, señor del sol.

Hazme encontrar la pasión.

Oh, señor del sol.

Recorre mi corazón y busca

la llave de nuestro amor.

------------------------------------

La luna contempla las noches

de tristeza que la atormentan.

Y el ojo de Shiva los admira.

El sol desprende calor por el día.

Y se estremece por la pena de ésta.

Pálidos sus ojos

Una luna desnuda miraba su mirada.

La noche contemplaba su palidez.

Pálidos sus ojos, vaporosos.


Melancolía devuélvele su sonrisa.

Tristemente desquiciada está.

No necesita lágrimas para olvidar.


Rosas blancas para amueblarla.

Dotarla de un corazón sincero.

Un corazón justo y austero.


La depresión es el frío azulado.

Azulado lleno de odio y rencor.

Lloroso, tenebroso y acuchillado.


Ella ha vuelto de nuevo a mi rostro.

Una depresión constante y odiosa.

Un alma podrida llena de ira.

Que solamente busca mi caída.


Rosas blancas para amueblarla.

Mi hermosa sonrisa está callada.

No quiero llorar, quiero ser fuerte.


Quiero ser una paloma en celo.

Ensuciada por tus hermosos ojos.

Tiznada de negro rocoso.


Ya no queda más lluvia dentro de mí.

Mis lágrimas afiladas marcharon.

Mis ojos pálidos se escarcharon.


Tus sueños maltrataron mi honor.

Tus quejidos los escucho yo.

Ellos descuartizaron tu corazón.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Peldaños multicolor

Testarudas y esquivas.

Rodean al torreón antiguo.

Son baldosas barnizadas.

Cubiertas de moho verde.

Escurridizas y palpitantes.

En ellas puedo sentarme.

Observar con naturalidad

la naturaleza y el mar.

Allí me puedo quedar.

Ausentarme sin pestañear.

Sin dormir, ni escribir.

Sin cantar, ni expresar.

Son teclas de felicidad.

Teclas blanquinegras.

De un piano fantasmal.

Escaleras multicolores

sienten mi caminar.

Sus chillidos vociferan

cuando me oyen llegar.

Verdes, azuladas, ahiladas.

Lilas, amarillentas adosadas.

Así son los peldaños austeros.

Sobrios, muy fríos en invierno.

No es tiempo para descansar

Estás tan lejos de tu hogar

que tus pétalos se pueden secar.

Debes de volver al rosal.

Donde naciste y creciste.

No es tiempo de marchitarse.

No hay tiempo que perder.

Debes volver a renacer.

Florecer en el verde matorral.

Si quieres te puedo regar.

Donde reviviste la otra vez.

Te alimentaré con mi cantar.

Te besaré y te daré paz.

Te seduciré con mí tocar.

Deja que el viento te guíe.

O sino el mar te devorará.

Te arrastrará al infinito.

Donde nadie te encontrará.

Sin ti, no floreceré nunca más.

Sin ti, mi vida se halla perdida.

Solo quiero tu bienestar.

No es tiempo para descansar.

lunes, 3 de diciembre de 2007

Este 2007

Es increíble como pasan los días, los meses y los años. Hace poco era lunes y ya estamos en otra semana. Las horas no caminan por esta vida, todo lo contrario, vuelan a velocidades desorbitadas en el momento que estas más ocupado. Y en los instantes que tu mente se aburre y estás totalmente relajado, el tiempo se hace muy pesado. Un 2007 lleno de libertades, bondades y humildades, desigualdades, racismos y objetivismos. Un 2007 en el que la naturaleza se siente ahogada por una soga. La cual aguanta todo lo que le echen, pero que con el paso del tiempo y de los años no aguantará. Pues estamos viviendo épocas de sequía, deterioro de la capa de ozono, cambios en la climatología, no es fácil acostumbrarse a tan repentinos cambios; no es normal pasar de una tormenta intensa de relámpagos a una calor asfixiante que no te deja ni respirar y debes mantenerte toda una tarde debajo de un aparato de aire acondicionado. Entre todos estamos matando y acuchillando al ser que nos ha visto nacer. Y que muy pronto nos verá perecer. No es justo, no le pagamos con la misma moneda, le pagamos con la indiferencia, desconfianza y la tristeza, la humillación y la desolación. Ha pasado el tiempo y no me quejo, ha llegado el invierno, el otoño ha quedado atrás. Ya está terminando este 2007, es hora de poner punto y final, limpiar y desechar los pensamientos impuros y volver a llenar esta cabeza de pensamientos buenos. Es hora ya de poner un remedio a todo este mal que nos acecha con la puerta abierta. Hay que dejar de esconderse en el armario y buscar cambios, sino dentro de poco la multitud venidera de los diez años siguientes sufrirá un cambio tan grande en sus vidas que no lo podrán remediar. Cambiando de tema, en este 2007 he aprendido muchas cosas, una de ellas es que debemos de apreciar nuestra existencia al máximo posible. Hacer todas aquellas actividades que aún no hemos hecho, porque sino en el momento menos esperado la vida te quita los zapatos y te quedas en la cuneta como un tonto amargado. Nacimos para vivir, para disfrutar, para reírnos de la vida y sus problemas. Es ahora cuando está terminando este año y que mejor momento que este lunes 3 de diciembre de 2007 para escribir estas hermosas palabras, que te harán replantearte y exprimir un poco más si cabe tu cerebro para vivir esta vida, no dejarla de lado y disfrutarla al máximo.

Otra vivencia para guardar

Caminando contra corriente.

Voy superando a mi suerte.

Como cambia esta vida.

Anoche se apagó mi sonrisa.


Otro día más para dormir.

Otra noche más para soñar.

Otra vida más para despertar.

Otra vivencia para guardar.


Un soplo de aire caliente

inunda mis ojos y mi voz.

Echada está mi suerte.

Viviendo la vida sonriente.

Una pluma que despega.

Deja su olor a tristeza.

Las plumas de los pájaros

han empezado a marcharse.


Caen y caen como hojas secas.

Secas de los árboles otoñales.

Ya ha llegado el invierno.

Increíble como pasa el tiempo.

jueves, 29 de noviembre de 2007

Juntos los dos

Que morena, que ojazos, que mujer.
Ternura, lindura, belleza, hermosura.
Alegre soy cuando miro tu sonrisa.
Contento estoy cuando te veo llegar.

Veo una alegría ante mí ser.
Una sencillez que me hace vibrar.
Me hace imaginar y apreciar,
los momentos felices de la vida.

Me encantaría estar allí,
demostrarte cual es el amor.
Volar juntitos los dos.

Tomarnos de nuestras manos.
Contemplarnos mutuamente.
No parar de enamorarnos.

Mirarnos sin control.
Besarnos, acariciarnos.
Abrazarnos, tendernos
en nuestro lecho de amor.

Comenzar a besar tus labios.
Beber de tu boca, alimentarnos.
Sentir la llama del amor
que nos habla por dentro.

Desnudar nuestras almas.
Liberarnos del frío que
nos acecha todas las mañanas.
Acurrucarnos con nuestros cuerpos.
Navegar sin control. Con nuestro amor.

Una vez que haya florecido la pasión.
Y hayamos quedado totalmente exhaustos.
Nuestras almas vivirán en la eternidad.
Y nadie del exterior nos podrá separar.

Vientos de cambio

Vientos que arrastran tempestades.
Llevándose consigo a la soledad.
Atrayendo nuevas vivencias.
Dejando en el camino hojas muertas.

Huellas de arena, blancas y desiertas.
Son arrastradas por tu indiferencia.
No quieres sellarlas con tu convivencia.
Quieres maltratarlas con la tristeza.

Vientos de cambio, que cambian
el destino de un lúgubre sueño.
Vientos de cambio, que cambian
el aroma de un flamante beso.

Aureolas encima de mi cabeza.
Ángeles perdidos en tinieblas.
Vientos que cambian el tiempo.
Maremotos viven lo insufrible.

Vientos de cambio, que cambian
por un destino mas apasionado.
Vientos de cambio, que arrastran
los gemidos del pasado.

martes, 27 de noviembre de 2007

¿Qué es poesia?

Son palabras bonitas que se acurrucan unas detrás de la otra para darse calorcito. Es cuando tus mejillas se sonrojan al recitarle dulces melodías. Las cuales salen de mí garganta, pero a la vez son influencia de estas vidas tan tostadas. La poesía se asemeja a mi corazón lleno de valor, que es capaz de naufragar por tu dolor. ¿Qué es poesía? Es ir contracorriente en esta vida, subiendo por los peldaños de oro, los cuales son reflejados por el sol y estos tartamudean al sentir mi calor. Poesía es ser fuerte en esta vida, encantarse constantemente con los sufrimientos, y olvidar los malos recuerdos. Poesía es subirse a una torre y mirar a todos como si fueran hormiguitas. Reírse de la vida, escribir en un papel las palabras que no existen en la mente de nadie, y con ellas hacer olvidar los malos momentos y hacer que las personas nos acurruquemos en distintos hechos. Poesía es crear nuestras propias fantasías, alegrías y orgías de hermosos sueños. ¿Qué es poesía? La poesía es la máxima tentación. La más pudorosa afición por lo sensible. Es estar cerca del mar viviendo lo inaudito. Oyendo cantar a la brisa del mar, cual gota se desprende y cada una es una rosa. Es imaginar y sentir. Es olvidar, apagar por un instante nuestro corazón y vivir de cerca una nueva sensación. La poesía es deleitar al prójimo con dulces escrituras cantadas por las sirenas del mar.Las cuales no paran de tocar sus arpas hechas a base de algas y bañadas en plata.La poesía es el reflejo de mis ojos en tu corazón, sentir el trastorno. Es una presión que no te deja vivir. Una prisión de barrotes acaramelados saboreados por tus dulces labios, que te alimenta cada día con una nueva expresión, vivencia u emoción.

sábado, 24 de noviembre de 2007

Ternura

Ternura es su nombre.
Cuando camino por su lado.
me mira, me paraliza, me besa.

Ojos azules como el cielo.
Clava su mirada en mí.
Hechiza mi cuerpo,
con su forma de moverse.

Disfruta una linda piel.
Unas curvas suaves.
Ternura es alegre.
Hermosa como una rosa.

Es una diosa vestida de rojo.
Un rostro difícil de imaginar
y un cuerpo capaz de enamorar.

Dibujar tu corazón

Cuando no estás conmigo.
Te siento dentro de mí.
Cuando no estamos juntos.
Siento el deseo de escribir.

Cuando tengo ganas de llorar.
Me pongo a pensar en ti.
Cuando tengo ganas de reír.
Me pongo a dibujar tu corazón.

Dibujar tú corazón enamorado.
Es como estar a tu lado.
El me alumbra en la soledad.
Me da nostalgia y felicidad.

Cuando no estás conmigo.
Te siento dentro de mí.
Cuando no estas a mi vera.
Siento que la nostalgia llega.

Cuando tengo ganas de llorar.
Cambio y llega la felicidad.
Cuando tengo ganas de mimarte.
Siento esas ganas de abrazarte.

Dibujar tú corazón enamorado.
Sufriendo y sintiendo el momento.
Sintiendo como tus besos me calan.
Desde mis labios hasta mi garganta.

viernes, 23 de noviembre de 2007

Lamentos por recorrer

Oigo a la luna cantar.
Es el canto del viento.
Mirar a un cuervo volar.
En una noche de invierno.

Un pensamiento; mirando
el vacío de mi estar.
Estar aquí observando
sin parar la soledad.

Escuchando recuerdos.
Alumbrado por el cielo.
Hablando con el miedo.
Solucionando hechos.

Hechos que me inquietan.
Hechos que me paralizan.
Misterios sin resolver.
Lamentos por recorrer.

Ella, el aroma azul

El corazón retumbaba.
Las fresas se helaban.
El pálpito del viento
aparecía y cuchicheaba.

Mirada que agachaba.
Silenciosa, superficie
inerte, rostro llorado.
Aroma azul, el infierno.

Gana la vida con tus besos.
Siente perdidos tus recuerdos.
Susurros constantes de miedo.
Ojos llamativos con despecho.

Alejar la muerte inocente.
Atraer la vida reluciente.
Escuchar el lloro de un niño.
El infierno azul, la nieve.

Un piano suena a lo lejos.
Miradas que atrapan su ego.
Un cielo oscuro, el frío.
Ella baila sintiéndolo.

Cuando la luz se apaga
y la dama descansa.
El sol entra de nuevo y las
flores emergen del suelo.

La tristeza deambula.
Esta se evapora, cambia.
La alegría se estremece
cruje por dentro, aparece.

Las rosas rompen el azul
cristalino pálido transparente.
Color alegre manchado,
la tierra color anaranjado.

Los campos verdes
continúan con la vida.
La tristeza y melancolía
duermen bajo su suerte.

Papel Arrugado

Papel quemado por el fuego.
Blanco, gris y asustado.
Palabras reflejé con llanto.
El viento se lo ha llevado.
Ojala llegue sano y salvo.
En él escribo sentimientos.
Dolores y sufrimientos.
Papel arrugado que vuela.
Muy alto, con descaro.
La mano del viento te ahoga.
Ella te espera sin descanso.
Su destino es mi agrado.
Mi corazón habla entusiasmado.
Papel enroscado, papel arrugado.
Mi amor espera a su enamorado.

domingo, 18 de noviembre de 2007

Eres mi amiga, no mi enemiga

01. Hermoso día

Hermoso día que retumba en mi alma.
Seca mis lágrimas con pétalos de rosas.
Déjame saborearte sin parar de mirarte.
Quiero escapar de esta soledad fragante.

Saliendo de casa, la puerta se cerraba.
Los parajillos me canturreaban.
Pétalos de rosas abundaban afuera.
Ellas deseaban que me alejara.

----------------------------------------------------------------------

02. Verde mañana

Verde pradera de mirada fija.
Derrite mis lágrimas con tu olor.
Alegra esta hermosa ilusión.
Rosada, nacida en la tierra.

Una mañana floreciendo.
Caminando hacia la pradera.
Verde, susurrante de emociones.
Alegra mi corazón lleno de ilusiones.

----------------------------------------------------------------------

03. La brisa del viento

La brisa del viento me susurra.
Me habla, me llama en sueños.
Me ve malhumorada, colorada.
Acostada sobre el agua clara.

Lágrimas han sido derrochadas.
Rosas que han sido manchadas
Aromatizada de esencia clara.
Allí había quedado apagada.

Estaba recogiendo lilas rosadas.
Un olor intrínseco me desmayó.
De pronto aparezco alejada.
Ruborizada y semidesnuda.

----------------------------------------------------------------------

04. Prisionera del bosque

Has llegado a mi tierra de fragancias.
Te querías robar unas simples rosas.
Pero mi furia es mi mano derecha.
Mi sed de venganza ha dejado huella.

Una simple blusa azul te tapa.
Dejas ver tus piernas blancas.
Dejas entrever tu fiel mirada.
Querías arrebatarme mi alma.

----------------------------------------------------------------------

05. Hilos espinados

Madre no me devores completa.
Pues mi piel ya es tu dueña.
Tus enredaderas clavan espinas.
Rojas, puntiagudas y muy finas.

----------------------------------------------------------------------

06. Quiero ser tu amiga

Madre tierra tiembla dentro de mí.
Tus pétalos rosas dejan huellas.
Tus lilas rosadas hacen soñar.
Tus verdes valles quiero mirar.

Quiero ser tu fiel amiga.
Por tus caminos quiero caminar.
No vengo a robar, solo mirar.
Oler, convivir con tu felicidad.

Tus tierras rocosas tiemblan.
No vengo a robarte. Únicamente
vengo a suplicarte. Sacúdeme.
Siembra el caos dentro de mí.

Seré tu mano derecha, el viento
que ahoga el silencio de la noche.
Vengo a pedirte que nos alivies.
No nos maltrates con tu insolencia

Quiero ser tu amiga, no tu enemiga.
Enemigas son las plantas químicas.
Deja la violencia ya, seré tu amiga.
O una amapola cerca de tu sonrisa.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Una noche estrellada

Medianoche en mi almohada, puedo soñar.
Una espinita clavada dentro de mí.
Levántate, sácame de este mundo artificial.
Eleva el ancla de la verdad, podemos navegar.
Debemos viajar y cambiar nuestras vidas.
Te veo allí parada, pensando en mí.
Contemplando la estrella fugaz, su llama.
Habitante en tu interior, es la razón de vivir.
Tu eco hace temblar mi corazón. Mi amor
despiértame cuando no deje de dormir.
Abrázame cuando sientas el frío como avanza.
No pares de tocar el cielo con tu mirada.
Siente el cantar de la madre Gaia.
Tu belleza atrapa al guardián del destino.
Navegaremos por un sinfín de caminos.
Sin detenernos a mirar, solo enamorarnos
con esta grandiosa noche estrellada.

martes, 13 de noviembre de 2007

Dolores de una vida

Sentase su fragancia a mirar.
Intentando olvidar la soledad.
Escabullirse por instantes
de vidas vividas tan sofocantes.

Mirada fija acuchillada por su ira.
Dolorida vida que me atrapaste.
Déjame que vuele en libertad.
Olvídame, márchate, suicídate.

Deshoja un pétalo de mi vida.
Pero no me deshojes completa.
Tú vida pasaras en las rejas.
Solitario como una comadreja.

Déjame mirar al infinito.
Este no te va a sacar de tus gritos.
No curará tus gemidos.
Deja de contemplar lo no vivido.

Necesitas palmaditas en la espalda.
Para recuperar de nuevo la alegría.
Necesitas de nuevo mi confianza.
Formemos una nueva alianza.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Más allá del horizonte

Más allá del horizonte emerge mi tierra.
Hace poco podía distinguir su fragancia.
El mar quedaba a un lado; ya no existe.
Su vida poco a poco se fue apagando.

Tiempos ingratos llegan a esta vida.
Es el canto del fuego el que renace.
Son las llamas que ocultan mi alma.

En el lugar del mar se puede admirar
un desierto lleno de soledad.
Los seres vivos ahogaron sus penas
en un manto cubierto de arena.

Es mi vida perdida la que vengo a buscar.
En la eternidad me paro a contemplar
un desierto que navega con frialdad.

Con mi caballo sediento de sed
voy cabalgando por el amanecer.
Con una espada a mi espalda
un castillo aguarda mi llegada.

Las cenizas descansan sobre mi cara.
El fuego las altera y escapan.
Volando contra el viento, vuelan
y no paran de hacerlo hasta mi cuerpo.

Cenizas que viajan por un camino
lleno de espinas que se clavan.
Las nubes han pasado y no han parado.
No han descargado la sabiduría perdida.

Mi tierra quiere florecer.
Pero no la dejan renacer.
Mi vida viaja en el tiempo para
revivir viejos momentos.

Las colinas del norte quieren beber,
necesitan del líquido transparente;
el que nos da la vida, sin él imposible
crecer, imposible vivir con una sonrisa.

Muchas estrellas en este amanecer.
Soñando que puedo volar, siento con
los ojos cerrados que puedo caminar,
siento dominar mi vida, mi tierra.

Mi tierra está muerta, falta de agua.
Falta de verde en el campo acalorado.
Mi tierra está asfixiada por las llamas.
Falta de flores sobre el manto quebrado.

Eres la belleza en persona. La damisela
con cabellos dorados y blusa blanca.
Llegas constantemente a mis sueños.
Eres la reina de mi alborada.

Solo tú puedes calmar esta ansiedad.
Tus pasos aniquilan mi tranquilidad.
Pesadillas que no me dejan respirar.
Cuando sueño solo quiero besar esos
labios vivos, que me hacen olvidar.

Mi tierra quiere florecer.
Pero no la dejan renacer.
Mi vida viaja en el tiempo para
recordar esta antigüedad.

Más allá puedo ver el camino.
Puedo distinguir los llantos.
Las lágrimas de estos seres vivos.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Siente mi deseo

Siento tu cuerpo.
Tus lágrimas dentro.
Tu piel susurrando
las heridas de mis senos.

Acaríciame, siénteme.
Deslízate sobre mi ser.
Enloquéceme otra vez.
Déjame florecer.

Quiero ser única.
Tú única mujer.
Quiero ser una rosa.
Rosa en el anochecer.

Escúrrete sobre mi piel.
La sangre quiero ver.
Recorrer y estremecer.
Los dedos de mis pies.

Mis uñas se agarran.
Se quedan manchadas
de savia perenne.
Blanca y asustada.

Este corsé me sostiene.
Tus lazos aprietan fuerte.
No me dejes caer.
Siénteme, siente mi deseo.

jueves, 8 de noviembre de 2007

Cosas bonitas

Ayúdame a escapar de este agujero.
Devuélveme mis manos de cristal.
Llena mi corazón de aire y felicidad.
Déjame volar, aprendiendo a soñar.
Aprendiendo a salir de esta oscuridad.
Un octubre se avecina sobre mi cabeza.
Lluvioso, lleno de intransigencias.
Furioso, quiere llevarse mi belleza.
Una margarita deshoja su melancolía.
Amarilla, anaranjada y perdida.
Allí estas tú mirándome sin parar.
Con esa tranquilidad que te atesora.
Esa belleza desnuda que te acalora.
Desnuda por dentro, por fuera se colma.
Se llena de cosas hermosas, como los
pétalos de una rosa. Despampanante.
Sufridora de emociones candentes.
Mi niña bonita, tú corazón palpita.
Porque le estoy dando cosas bonitas.

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Me gustas

Una mañana te vi entrar.
Como un ángel de cristal.
Una mañana vi saludar.
A una muchacha occidental.

Una serie de cuestiones.
Atormentaban mi corazón.
¿Quién podrá ser? ¿Quién será?
La chica que me saludaba.

Ahora siento dentro,
que ella me gustaba.
Me gustaba su cuerpo.
Esa alma asombrada.

A veces suelo soñar
y no paro de repetir
este hermoso mensaje:

Tus brazos me gustan
para abrazar.
Tu interior me gusta
para amar.

Tus manos me gustan
para tocar.
Tus ojos me gustan
para mirar.

Tus curvas me gustan
para caminar.
Tus uñas me gustan
para agarrar.

Tus labios me gustan
para besar.
Tu corazón me gusta
para no salir de él.

Yo soy todo para ti.
Tu eres toda para mí.
Eres el amor que tanto
ansiaba conocer.

Por fin te puedo tener
en lo profundo de mí.
Por fin puedo saborear
tú enloquecer por mí.

Pintando rosas negras

Una noche dorada yacía dormida.
Una mente privilegiada despierta.
Imagina la sonrisa de la vida.

Coge un pincel lleno de amargura.
Deseando está reflejar la locura.
El especialista de capa oscura.

El que deambula mirándola a ella.
Su amada tan divina y tan hermosa.
Tan esquelética como preciosa.

Es la estatua de su enamorada.
Podrida y mugrienta. El llora
por no tenerla, la contempla.

Pintando rosas negras, llenas
de luto y vestidas de negro.
Pintando rosas negras para ella.

Para la dama inanimada que mira
los sufrimientos de esta vida.
Para una cara que se colorea
del color de una rosa negra.

Pintando el estremecimiento.
Mi amor vestida de negro.
Mis testigos son ellos.
Todos mis sufrimientos.

lunes, 5 de noviembre de 2007

El Mar

Navego por Huelva, Cádiz, Málaga, Granada y Almería.
Recorro todas esas ciudades con mucha simpatía.
Soy el mar que baña las costas andaluzas.
Un mar de agua salada que lleva sabiduría.
Soy el mar que alegra los corazones.
Una belleza incalculable de gran valor.
En mi vida he llevado vivencias y dolencias.
Muchos sufrimientos sobre mis espaldas.
El mar es alegría y a veces melancolía.
Un mar de veleros blancos y de pescadores.
Las olas, mis hijas los atienden con agrado.
Y en las noches de tormenta sacuden con su ira.
El cielo se refleja en el agua cristalina,
y de este azul tan significante, tan vivo.
Renace un tesoro perdido, el mar.

El beneficio de la duda

¿Por qué dudamos tanto?
Tanto dudar de ti.
¿Tanto dudas de mí?
Tanta desconfianza.
Palabras gastadas.
Desechadas, malcriadas.
El beneficio de la duda.
¿En que nos ayuda?
En nada, nos maltrata.
Es tanta la desconfianza.
¿Nos ayuda o nos alarma?
Nos mata, nos da delirios.
Suspiros y malos caminos.

sábado, 3 de noviembre de 2007

Te amaría

Te amaría durante toda la vida.
sin pensarlo dos instantes.
Te querría a mi vera, todas
las mañanas que el sol saliera.

Te besaría cada mañana que
amaneciera, un instante a
solas los dos, lleno de pasión.
Un instante de amor para nuestras
mentes y para nuestro corazón.

Me escurriría por tu piel
como una gota de lluvia.
Te bebería toda entera sin
dejar de saborear tu dulzura.

No dejaría nada por mirar,
nada por tocar, nada por ver.
nada por observar, admirar.
Lloraría de pena sino te tuviera.

Te estremecería en estos momentos
si te tuviera. Te daría un abrazo
que jamás olvidarías. Te besaría
toda entera y ahí me dirías:

Quiero de ti unas caricias.
Unas flores llenas de vida.
Una lejanía que nos separa y
que algún día no será tan lejana.

Quiero también ese corazón.
Esas manos tan olvidadas que
un día navegaban por mi locura,
por una belleza que sonreía.