lunes, 29 de diciembre de 2008

Abrazada junto a su estatua

Abrazada a una estatua
endeble, quebrada e inanimada.
Las lágrimas de cera callan.
Van bajando con nostalgia.

Se desparraman por la estatua.
De sus ojos grisáceos oscuros.
Para abajo inundando su belleza.
Ahogando su ternura inquieta.

De cerámica clara, inundada de
sabiduría, ella la abraza.
La estatua de su enamorado es.
La de su hermoso ángel.

Poco a poco el ambiente se palpa.
La llegada de la noche en que las
rosas rojas cambian y se tapan.
Se oscurecen y cambian de color.

Cristalinos sus pétalos azulados.
Hirientes de hermosura como ella.
El invierno ha hecho mella.
La inquietud ha sembrado su pena.

Los espíritus comienzan a beber
a inundar de belleza a este ser.
La cerámica inundada en él se apaga.
La estatua se levanta y vaga.

La tela que cubre su cintura
es desprendida, olvidada.
Perdida en la fragancia
de una loca noche enamorada.

La noche asemejada a una Venus.
Su piel arde con fuego y lamento.
Mucho calor atrapa su cuerpo.
El va enriqueciendo su ego.

Una noche plagada de hermosura.
La luna tapada por una máscara.
Hecha de temores y horrores
construida con pétalos de flores.

El dolor hace aparición, el día llega
de nuevo, esta hermosa dama acaricia
la estatua de su amado, se abraza.
La contempla, la besa, la ama.

De nuevo hacía el altar de la vida.
Hacia el templo de su enamorado.
Abrazada junto a su estatua.
La de su ángel, la de su amor.

jueves, 25 de diciembre de 2008

Otra noche mágica para soñar

Anoche esperaba impaciente
mis regalos desde oriente.
Pero me acordé que no era Enero.
Era navidad. Papá Noel vendría
o eso imaginaba mi corazón.

Su capucha roja y su trineo
navegaban entre mis sueños.
Sus barbas rozaban mi piel,
eran blancas y rizadas,
tersas y larguiruchas.

Un ruido ensordecedor.
Un estruendo escuché,
la chimenea escupió,
parecía un bolo esférico.

¿Carbón o cenizas de miel?
Paletas sabor a regaliz.
Regalos a montones.
Caramelos a borbotones.

Mi árbol tenía vida propia
sus bolitas le hacían cosquillas,
sus lucecitas deseosas de brillar.
Un descubrimiento de alucinar.

Al del gorrito rojo pude conocer.
su mirada me trajo paz,
su ilusión iluminó mi despertar.
Otra noche mágica para soñar.

martes, 23 de diciembre de 2008

Te liberé

Hoy el cielo amaneció soleado.
Anoche las estrellas brillaban,
a pesar del antifaz de su fragancia.

El cielo me enseño su malestar,
unas estrellas querían navegar,
y otras querían desaparecer.

El caballo de manchas alegres
sintió el frío en su tímida piel.
El mismo, intimidaba su placer.

Un rocío que caía al amanecer,
tiritando las margaritas floridas,
cuajando mi sed de ventisca.

Te solté la rienda y cabalgaste.
Sentiste sobre el campo verde,
el trotar de tu savia brotar.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Estuve allí y no te vi

Ayer noche vi tus huellas en la arena,
estaban esculpidas con mucho cariño,
los dedos de tus pies dibujaron un sendero,
un zig-zag que la mar había traído,
una seda blanca se acostaba sobre su piel
yo estuve allí y lo pude ver, pero no te vi,
quizás volaste con el viento al amanecer.

viernes, 19 de diciembre de 2008

El desconsuelo de la ida

Tiempo desdichado
donde el trueno se esconde.
El sol agradece mi escondite.

Una rosa sobre mis manos.
roble llorón que me acompañas,
dibuja la sobriedad de mi alma.

Las paredes tiritan incesantes,
Majestuoso interior de colores
soporíferos, húmedos, tristes.

Cabello rizado en putrefacción.
Me faltas amor, no te marches.
La ristra de vientos te sacude.

Sueños desbaratados sin rostro.
Pálida piel amarillenta y clara,
desdibuja la sonrisa imprecisa.

Bastón de piedra revestida en rojo,
me acompañas cual fiel escudero,
hacia el fin de una vida sin logro.

Puliendo el suelo con mis dedos.
Escaleras que pisan mis andares,
sueños que se quedan en el tintero.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Tempestad

Saltando sobre matorrales de cristal
divisé una sombra en mi despertar.
Un crujido fortuito en mis venas,
una piel pálida que se quema.

La llaman tempestad superflua,
sobrecargada de nubes incoloras,
que traen la lluvia hacia mi derrota.
A esta la denomino claridad invernal.

Sobre campos de trigal verdeados,
donde la lluvia se torna gris,
donde las aves vuelan para dormir,
nacen los sueños de antaño.

Un frío fibroso que hiela por dentro,
un invierno que fragua deseos muertos,
un ropaje campero que se desbarata,
una imensidad que atraviesa mi alma.

martes, 16 de diciembre de 2008

Quiero escribir, quiero borrar

El lápiz camina sin rumbo,
vaga solo, yo no lo llevo.
Se abalanza sobre el papel.
Manchando lo insuperable.

La goma quiere borrar.
Borrar palabras vulgares.
Escritas con faltas de ortografía.
Esas que te sacan la sabiduría.

Déjalo, no ves que es poesía.
Quiero borrarte texto infame.
Pedazos de gomilla gastada.
Intentaré corregir tus faltas.

No hace falta que me sobornes.
Yo mismo se cuando estoy bien
y cuando estoy mal, olvídame.
Alumbra a la luna, le hará falta.

Mi mente no quiere imaginar.
Yo la mando al cielo a volar.
Mis ojos destellan oscuridad.
Mis lágrimas borran tu frialdad.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Rosas rojas para un ángel

Ella estuvo toda la noche mirándote,
sin saber que decir, ni que hablar.
La mar estaba sosegada, callada.
Su humanidad seguía erguida,
tan apacible que parecías dormida.
Y ya la noche había pasado, los
rayos de luz acariciaban a las nubes.
El hermano sol gemía descontrolado.
Este es mi sitio, yo debo estar aquí.
Apártense, no sean curiosas, la niña
necesita de mi luz, y de mi bienestar.
Hermanas mías déjenme pasar.
Necesito alumbrar a esta niña.
No veis que sus ojos están caídos,
su ceguera no deja ver más allá.
El sol la saludaba con una simple ráfaga,
la niña respondía inquieta e incesante;
continúo palpitar de sus manos agitadas,
Señales, gestos humildes de un lindo ángel.
La niña lloraba y sus rocíos lagrimaban.
Mi sol de la mañana me trae rosas rojas,
rosas para acompañar mis memorias.
Déjame ser parte de ti, quiero escapar,
esta vida ya no me regala su sonrisa.
Quiero ser tu fiel compañera.
Quiero verte nacer en las nubes y verte
aparecer cuando la luna desfallezca.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Fue un hilito, al cual yo le hice un nudito

Hoy desenredé nuestro amor
y un hilito se escapó,
tan sólo fue un poquito,
un pequeño daño causó,
hoy volví para componerlo,
como la pieza de un rompecabezas,
de pequeño mi madre me lo regaló,
y me dijo no lo deshilaches nunca más,
es tuyo, cuídalo, es tu propio corazón.

martes, 9 de diciembre de 2008

Premio de oro

Premio de oro para Charito, Reina Nasty, Celia y Diosaoasis.
Esto de recibir premios parece haberse puesto de moda, pero una cosa es seguir la moda y otra muy distinta es marcar tus propias pautas. Nunca me gustó ser una ovejita sin cerebro que camina tras otra. Me gusta expresar mi sentir a mi forma. Sino, no sería yo y este angelito no tendría existencia dentro de esta vida tan sofocante. Únicamente quiero agradecer a todas esas personas el cariño tan grande que me han ido transmitiendo día tras día.

Gracias a todos por sus visitas, por sus comentarios, por su forma de transmitir y sentir. Gracias a Blogger por juntar nuestras manos en la distancia. Gracias a todos por hacerme soñar con sus palabras y sus caricias de arena.
Gracias también a mis amigos/as incondicionales que están ahí a diario apoyándome y dándome su cariño especial.

Como este agradecimiento se trata de blog a blog, yo no quería ser menos, y aquí está mi granito de arena para aquellas personas que me han regalado una sonrisa con sus palabras.
Este premio se lo quiero dar a las siguientes personas, y como no podía ser de otra forma, mi vida es poesía, la poesía es mi vida, el arte lo llevo dentro y lo expreso tal cual soy.

De blog a blog y tiro porque me toca

A Charito

Gracias por la gran amistad que estamos forjando día tras día, gracias por las palabras incesantes de cariño y de verdadera amistad; todos esos grandes valores que desprenden las personas como tú, hacen que uno se sienta mejor consigo mismo. Gracias también a tu blog Reflexiones desde el mediterráneo el cual me ha ayudado a descubrir la falsa moneda del mundo donde vivimos. Me encanta tu forma de transmitir y de ver la vida, la picardía tan interesante que le añades a los textos. Deberíamos aprender a vivir de esta forma, y alejarnos de todos los problemas. Así seriamos más felices todos.Aquí te dejo un texto en agradecimiento por todo.

Como es esta vida de impertinente
hoy estuve mirando tu continente,
aquel mar de la costa malagueña,
ronroneando te vi enfrente mía.
imaginando mis palabras en tu sonrisa.
tantas horas mirando nuestra luna,
o quien sabe, a lo mejor eras tú esa luna.



A Reina Nasty:

Gracias a ti he descubierto otra forma de amarse a uno mismo, incluso he aprendido a ayudar los demás, a interesarme por los problemas de los menos favorecidos. La anorexia, bulimia y demás es un mal que nos afecta a todos, lo tenemos en la sociedad y del cual debemos tomar nota. Tu blog El diario de una reina me ha ayudado a todo eso y más. Te dejo mi agradecimiento en forma de poesía construida con tu nick, Reina:

Reina de corazones
estuviste sufriendo,
imaginaste amor en tu corazón,
nada pudo destruir tu vida
ahora resucitas cual lucecita.



A Celia.

Gracias Celia, a pesar del poco tiempo que llevamos visitándonos te he cogido cariño y ya te considero parte de mi ser, de mis escritos, de mi forma de ver la vida. Parece que no, pero los comentarios alegran a uno el día. Lo he podido comprobar, no es lo mismo tener una página solitaria a tener una página llena de comentarios fértiles. Te doy las gracias por tu tiempo, por dedicarme unas palabras. Tus cuentos de ensueño hacen imaginar a uno que la vida es más grata de lo que parece. Otro pequeño texto para ti en forma de agradecimiento

Celia de mirada tenue
e
lla observa a la distancia

l
as palabras de mi cantar

i
ntriga desprende su mirar

a
hí está, su mirada fugaz.



A Diosaoasis

Gracias por todo amiga, tu página Poemas de ilusión es poesía en estado puro llena de amor y cariño. Aquel escrito tuyo que dedicabas a las mascotas me transmitió una serenidad y un cariño muy especial. Ahora yo soy el que te tiene que dedicar una pequeña muestra de mi afecto. Esta mini poesía creada con tu nick, es tuya, guárdala bien. Un abrazo muy fuerte.

Diosa de color celeste y rojiza,
imaginé tus poesías con las mías,
o
iré cantar nuestros dedos en armonía,

sabrás que he sido yo quien te escribió,
a
hora verás el cariño en tu sonrisa.

Gracias a todos de corazón.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Bajo el sollozo de la gloria

Luz de poniente que cruza al oeste,
sus párpados agitan mis memorias.
Exiguo, condenado a olvidarte,
miserere acuestas de tu sonrisa.

Solano de nombre, aguas mil.
Sol de mayo, lluvia en abril.
Corazón sin existir, extinguido.
Gimoteos traídos desde el cielo.

Tenue lloro de aguas milagrosas,
cabalgantes cuesta abajo,
rimbombantes de sonidos,
escrupulosas sin sentido.

Sollozos y llantos pulcros,
regados por tu existencia,
la gloria cohíbe mis auras,
trayendo brisas escondidas.

Sonidos como palabras

Rimbombante y profundo,
acaricia el ritmo del placer,
sus punteos resuenan alto.

Creando melodías para tu oído,
únicamente las pinto con el lápiz,
uniéndolas como si fueran hermanas.

Hermanadas en graves altos,
densas por un camino de paz,
este sonido sirve para olvidar.

Do-re-mi-fa-sol-la-si-do,
El pentagrama escupe humo,
mi guitarra lo quiere colorear.

Sonidos de esperanza para ella,
mis cuerdas te quitan la tristeza,
sonidos a la par, sonidos sin igual.

Ni arriba, ni abajo; el teclado
de teclas blancas y negras
revive mis sueños pasados.

Creando sonidos como palabras,
compañeras, incluso hermanastras,
Armonías delicadamente olvidadas.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

El tiempo avanza y las nubes me hacen cosquillas

Es un día en el que las nubes vuelven a pasear, cogidas de la mano, besando sus embrujos. Frondosas e inquietantes virtudes que se acogen al protagonismo parpadeante; la vida en un suspiro, tus ojos producen gemidos, tu voz hace temblar mis sentidos. La tierra gira alrededor mío, pero yo no me doy cuenta, yo voy caminando por el sendero donde las flores felices acarician mi piel cual murmullo de un pajarillo. Allí está su nido, semidesierto, con los pollitos tumbados en el suelo. Una huella de dinosaurio ha evolucionado durante siglos. Los hombres primitivos utilizaban sus armas hechas a mano para producir fuego y calentarse del invierno, en esos copos de nieve he visto reflejado mi otro yo, un simple negrito que caminaba sin rumbo alguno; una época pasada donde el hambre y la escasez de comidas se unían a la guerra y a la muerte inocente de miles de almas sobrecogidas por el horror. Un libro que se cerró y nunca más se abrió; hoy yo lo he vuelto a abrir por la página número 458, que es el último escrito que escribí ayer, este es el 459, un simple diario que va engordándose de una vida llena de colores amargos, a la vez que alegres. Una fuente con gotitas de agua que derraman la virtud más inocente, las ganas que tengo por expresar el presente en el que vivimos todos, adornado por la poesía más elocuente. Dónde las flores únicamente son adornos de distintos sabores que desprenden olores que producen satisfacción al que las huele. Así es mi vida, y así son mis alrededores, no todo es poesía, también se marcar la línea que separa las normas silvestres. Esas normas que marcaron esos escritores en el siglo XX. Las ganas de evolucionar y plasmar lo que uno siente, el color de una vida que tanto cambia, cambia tanto, y hoy día nos acecha con su mirada esquiva. Nos aterra salir a la calle y enfrentarnos a esta crisis, aunque algunos la llaman deceleración económica, yo la llamo la ojeada de una joven impertinente.

martes, 2 de diciembre de 2008

Gotitas de inspiración

Cuantas frases se amontonan al día,
montones y motones de azúcar.
La ducha está que hecha chispas,
cada vez que me ve entrar, grita.

Cada gotita de agua que cae en mí,
es un sentimiento que se queda.
Cada gotita que cae dentro de mí,
es un pensamiento que debo escribir.

Palabras y montones de frases,
amontonadas todas, unas con otras.
La ventana ya tiene hermano menor,
soy yo, su ángel protector.

Y la luna ni digamos, se cansa
de verme todas las noches mirándola.
El sol es distinto, tiene mirada esquiva,
me mira de reojo y se marcha.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Nuestro amor por lo infinito

Mi tumba acaban de forjar,
las manos que un día murieron;
tus anhelos viven muy dentro,
mi corazón palpita el silencio.

No te derrumbes amor mío,
quiero ser aire fugaz,
penetrar en tu vida al caminar,
ser penumbra al anochecer.

Llovizna en mis últimos deseos,
déjalos correr por el riachuelo,
aquel que regresa por la montaña,
cuesta abajo, dibujándonos.

Esto no significa un adiós,
ni un hasta mañana,
ni un buenos días,
hoy estaré escondida.

Que impotencia tengo dentro,
de no poder decirte lo último
que creamos en nuestro nido,
Nuestro amor por lo infinito.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Maldito espejo (Anorexia, Bulimia, etc...)

ACTO 1 - Maldito espejo:

No me digas lo que debo de hacer,
mira como tengo mi piel, arrugada,
insensible, ya no quiero sufrir más.

Todas las mañanas cuando despierto,
desayuno como una loca, almuerzo
como si me fuera la vida en ello,
ceno con desconcierto en mi cuerpo.

Cuando mis dedos no pueden más,
realizan el mismo gesto de siempre,
por arte de magia me hacen vomitar.

Así estoy yo, que padezco de amor,
ellas que están allí en frente,
me dicen que estoy mejorando.

Pero yo se que algo anda mal,
mi espejo quiere mostrarme la irrealidad,
yo únicamente veo algo que no es real.

Veo la realidad gracias a mi pajarito.
que su jaula habita, amarillento.
Algún día dejará de ser mi compañía,
volará para buscar su propia sabiduría.

Maldito espejo que pones cara bonita,
y cuando me doy la vuelta me amargas
la existencia.

Una piedra te vas a comer, sucumbirás
a las caricias producidas por mi ego,
caricias adolescentes llenas de odio.
-----------------------------------------------
ACTO 2 - Inocente adolescencia:

Tan inocente y tan pulcra,
tan débil e insegura,
así estoy yo que soy tu marioneta.

El maltrato psicológico que tengo,
es algo en lo que debo profundizar.
No estoy bien, vivo de milagro.

Deberé aprovechar cada momento viva.
Necesito tu ayuda, ayúdame frágil momento,
siémbrame de rosas sonrojadas.

Apenas 18 años crearon mi vientre,
mi hijo desapareció por mi culpa,
ya no soy la misma, sino me ayudas
mi vida no tiene sentido.

-----------------------------------------------
ACTO 3 - Solitario tormento:

Ha sido el colmo, una mañana invernal,
mis venas claman la ida artificial,
no quiero marchar, pero no puedo más.

Solitario tormento que me acaricia,
la ventana abrí para ver mi futuro.
Pero no quiero saltar; esto no es vida.
Debes hacerlo, sino tu vida no cambiará.

-----------------------------------------------
ACTO 4 - La soledad hizo estragos:

Tú novio abandonó tu corazón,
tú hijo marchó con dolor,
la anorexia sembró desolación,
el espejo rompió el amor.

-----------------------------------------------
ACTO 5 - A la mañana siguiente:

Una mano que vino de no se donde.
Las ruedas de la camilla avanzan,
yo misma viajaba desconcertada.

La sanidad salva mi adolescencia,
mis arrugas se convertirán en belleza,
y tú pagarás el dolor de mi pena.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Sirena de mar 1

Bonita por fuera.
Bonita por dentro.
Espíritu empapado
por el aroma azul.

Hazme llorar.
Hazme vibrar,
como nadie más.

Eres la vida.
Eres la luz.
Eres la reina
de mi corazón.

Te quiero amar.
Te quiero tener.
Te quiero observar.

Asómate a la ventana,
todas las mañanas.
Y despréndeme la
alegría de tu mirada.

Sirena de mar,
mírame a los ojos y
dime que me amas.

Sirena de mar 2

Buceas por la mar
destilando felicidad.
Alegrando a los demás.

Contemplando belleza.
Contemplando tristeza.

Sales a la superficie
ves al hombre blanco
destruir la libertad.

Te miras al espejo
todas las mañanas.
Ves tu rostro inquieto
disuelto por el tiempo.

Últimamente sólo ves
rasgos atormentados que
te dañan por dentro.
Todas las noches
contemplas el cielo.

Las estrellas te consuelan.
te hablan, te comprenden,
te tramitan emoción,
te desprenden amor.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Sube al cielo y tráeme la luna

¿Por que tardas tanto?
Estoy esperando mi ración,
mis ojos ya quieren lagrimar.

Mi habla se queda muda,
mi garganta se llena de locura.
No tardes tanto, date prisa.

Ves, el cielo ya gime de dolor,
él quiere que le quites su anillo,
ese que le da tantos quejidos.

Desde hace rato pienso en ti,
colorea mi nariz de azul celeste.
Trae la paz a mi vida prohibida.

Desde mi balcón puedo mirarte,
puedo imaginar tu dulce sonrisa,
pero no puedo gemir a tu vera.

Esta maldita silla de ruedas
me acompleja a cada minuto.
Quisiera ser tu compañera.

¿La has traído? Que felicidad.
Ahora puedo llorar de emoción,
guardando lunitas en mi corazón.

La mirada de la noche

Fría e insolente.
Recóndita su suerte.
Escondida en la madriguera,
buscando su raza gemela.

La luna siembra miseria,
sus ojos brillan lejanos.
Aullidos huérfanos,
momentos de escándalo.

Oscuridad tenebrosa,
El silencio llega.
Las hojas tiemblan
y la lluvia nos acecha.

Su carnaza se torna gris.
sus garras en la hierba,
sus gruñidos nos hieren.
Ferocidad envolvente.

Enamorar a la desgana

He sacado fuerzas de donde no las había,
para alejar el mal que me cobija.
Vete ya, déjame, allí tienes la puerta,
ábrela, no pegues portazos, la salida te espera.
Será posible, ni mis dedos quieren cogerte.
El cerebro que tengo tan recóndito y pacífico
se ha dejado la piel para escribirles algo.
Incluso de la desgana, del dolor y la pena
se sacan cosas buenas. El amor a la poesía.
Lápiz azul con líneas doradas en el exterior,
envíame algún mensajito para recuperarme.
Tráeme copitos de nieve, los de la navidad;
cubre mi piel de un manto blanco y azul.
Ponme dos ramas de abeto en mis manos.
dos circulitos redondos para mis ojos y
una nariz postiza en forma de zanahoria.

Mi otro yo:

Has visto Francisco; has podido escribir,
incluso con el dolor a tus espaldas.
Por un instante te has olvidado de todo.
Has sacado esa vena artística para crear.
Para hacer de lo imposible, lo posible.
Con una palabra creas maravillas;
con una sonrisa alegras a cualquiera y
con tu corazón enamoras a la desdicha.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Tu cielo más dulce

He aprendido a mirar desde abajo,
a observar el cielo desde tus manos.
Quise encontrar tu deseo más lindo,
para adueñarme de tus caricias.

La vida me sonríe a cada momento,
y más en el instante que te conocí.
Ayer noche no deje de pensarte, y
mis sueños conquistaron tu corazón.

Esta mañana desperté con tu mirada
cerca de mis labios, de mis ojos verdes.
Dormí intranquilo, quería tenerte,
deseando besarte hasta estremecerme.

Otra vez y el sol acaba de nacer,
las nubes aclaran mi piel,
mis besos escapan a tu lujuria,
esa que calma mi locura.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Así se ve, así se siente

¿Por qué sufrimos tanto?
La vida ha manchado mi rostro.
La decadencia produjo desolación;
el viento abochornado trajo dolor,
sus penas las guardé en mi cajita,
azul celeste enterrada entre piedras.
Las flores y lirios de colores,
se recuperan de una pronta guerra.
Las hermanadas nubes me miran,
desfallecen por la rabia contenida;
cambios de ráfagas hacia el sur,
las lluvias no tardarán en llegar.

Junto a mí

Eres parte de mi caminar.
camina conmigo, no te vuelvas,
no te detengas a mirar el pasado
Confía en el presente prematuro.
Alcanza mi mano, apriétala fuerte.
Siente como mis abrazos llegan.
Déjame oler tu aliento a hierbabuena.
Es muy tarde ya para arrepentirse.
Quisiste avanzar y aquí estás,
junto a mí.

Echa a volar los deseos que no puedas olvidar

La vida cambia a pasos agigantados.
Aún recuerdo cuando era un angelito
durmiendo sobre el regazo de mí hada.
Allí la vida era tan fácil, tan ingenuo yo.

Quería ser un hombre de provecho.
y mira en lo que me convierto:
Un trotamundos de pensamiento.
Un vagabundo pobre y mísero.

Ahora llegado a este instante de dolor.
Hecho tierra de por medio. Debo olvidar.
Un escritor que anda con el pie izquierdo,
que se tropieza con el ángel en su lecho.

En un morral he guardado antiguos deseos.
Aquellos que quise olvidar y no pude.
Ahora los entierro en mis ojos cristalinos
para echarlos a volar cuando llegue el viento.

Invierno apagado

Hoy estoy como el frío.
triste y apagado.
Sin ganas de nada.
Ni siquiera de mirarte.
Tan sólo olvídame.
Olvida que existí.
Aparentas el invierno,
semidesnudo y blanco.
Hojas escarchadas
traspasan mi ventana.
El fuego nos calienta.
Ellos esconden sus uñas,
mis gatos me acurrucan.

sábado, 15 de noviembre de 2008

Sufrimientos en el Líbano

Sus ojos han visto horror,
escombros esparcidos,
piedras para cubrir muertos.

Manos que sienten odio,
manos que sufren dolor,
aviones golpeando su honor.

Bombas que caen desde el cielo,
asesinando a niños huérfanos,
amontonándose como cuervos.

------------

Las arrugas del desastre:

Estrellas envenenadas,
ni ellas salvaron su pellejo.
Sus luces alumbraron mi pecho
sellado a base de desechos.

Años mirando el atardecer,
las arrugas queman mi vida.
Aquellas almas viven en libertad.
La mía apunto de desaparecer.

------------

Mi tumba acaban de forjar:

La multitud se acerca,
se jactan mirando desastres.
Me llevan a hombros,
cual santo sepulcral.

La tierra me clama a gritos.
La hierba cubre mis sentidos.
La caja donde fallezco se pudre.
Desintegrándome, una costumbre.

jueves, 13 de noviembre de 2008

El antifaz de la desdicha

Lágrimas tentadoras queriendo irse.
Gemir en el pasado de mi concordia.
La ternura de tus manos en mi pecho,
el espíritu que nos une, ardiendo.

La piel, una calamidad de suspiros,
naranja, mantecosa, desbaratada.
Sin flujo alguno, odio perspicaz,
la noche consume nuestra virtud.

Paso prohibido por escenas de miedo.
a mi mente llega la temerosa luz,
ese plagio de momentos cautivos;
en los cuales, el odio es lo máximo.

Tus cavidades craneales lo sienten.
la desdicha de nuestros aullidos.
El invierno sospecha de la condena;
su prepotencia nos llega desde lejos.

Raíces como serpientes de cascabel.
La sombra oscura presenta armas.
Instantes inocentes de pulcritud.
La inocente rojura clama placer.

Relámpagos sobrios definen ambiente,
un camino de tristezas elocuentes.
La lobreguez superpone al catarro,
ese que me resfría con su acogida.

Un vestido apasionado de piel hosca,
donde las moscas traen su primor.
Allí el cisne me cautivó con su cuello,
tan blanco, frondoso y austero.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Sueños de princesa

Introducción:

Mi almohada mancha dolor.
Las nubes detrás de la ventana,
sus caricias acarician mi piel.

Mis ojos llaman al atardecer.
Mis pestañas claman tristeza.
La vida es una luna solitaria.

-------------------

ACTO 1 - Sueños que no existen:

El viento llora consternado;
mis ojos sienten su pálpito,
su leve brisa me conmueve,
para soñar lo no soñado.

Sueños que no se vivir.
Aún no he encontrado tu elixir,
un brebaje para desenamorarme.
De esta, una noche tan delirante.

Un destino dibujado. Sin retorno.
Sin vuelta al presente. Atrapado.
Tus sueños son una cárcel de cristal.
Ya no hay vuelta atrás.

-------------------

ACTO 2 - Sutileza de leves movimientos:

Leves e incandescentes.
Profundidad correosa inflamatoria.
Movimiento intranquilo y huérfano.
Mis ojos no encuentran el camino.


ACTO 3 - Sueños de princesa:

Viajando por el subsuelo,
a través de campos blancos.
Los claveles claros son rosas.
Los tulipanes son mariposas.

Cristalitos en mis anteojos,
de colores alegres y tristes.
llorosos y calmados,
allí la mar escribe su llanto.


ACTO 4 - Zig-zag:

De oro se colorea.
Paseando en zig-zag.
Aún no te he encontrado.
Mi hermano yace adormilado.

El viento es una promesa.
Aquel árbol sello nuestro amor.
Debajo de la tierra,
la luna está desierta.

En zig-zag, por un campo trigal.
Zig-zag, amanecida mi tierra,
correteando por tus sentidos,
buscando la llave para despertar.


ACTO 5 - Lloros color púrpura:

De tanto llorar me voy a vaciar.
Lágrimas ensangrentadas; dolor
en mi pecho, dolor en mi corazón.
Un rapto, una pérdida, sueña que sueña.

Mi hermano se ha marchado.
O lo han secuestrado.
Mis ojos lloran desconsolados.
¿Alguien puede salvarlo?

Mi vida acaba en este momento.
Su voz escucho en mis sueños.
Debo sobrevivir, seguir luchando.
Seguir buscando lo más preciado.


ACTO 6 - Enayla:

Enayla - ¿Por qué lloras princesa de cuento?
Princesa - Mi hermano ha desaparecido.
Enayla - Tú hermano aún vive dentro de ti.
Sueña con su corazón y lo encontrarás.

Enayla - Si miras a través de tu espejo.
Verás que el mundo que habitas es irreal.
Sueños que se apoderaron de tu vida.
Sueños que atraparon a tu sonrisa.

Princesa - Desapareces de mi vida presente.
Apareces en un mundo que ya ha pasado.
Unas velas acompañan tu ida.
Un fracaso nos da la bienvenida.

Princesa - ¿Cómo puedo encontrar a mi hermano?
Enayla - Sólo duerme, deja que tu mente sueñe.
Cierra tus ojos y da tres pasos al frente.
Duerme, duerme y encontrarás la suerte.


ACTO 7 - Mis lágrimas se han evaporado

La mañana apenas comienza.
Los gallos llevan su canto.
La luna blanca se ha marchado,
sus chillidos eran un escándalo.

Mi reloj marca las horas.
acurrucado en la niebla.
Espesa y frecuentada de odio.
Lagañas malacostumbradas.
La arboleda espumosa traspasa
las rejas de esta cárcel mísera.
Devuélveme la libertad.
Un mal sueño, gran desconcierto.

Mi corazón gime desorientado.
Una lanza me han clavado.
Una vida gemela me han quitado.
Mis lágrimas se han evaporado.


ACTO 8 - ¿Realidad o fantasía?

Samuel:

Seduciendo lo extraño.
Un busto encima de mi mirada.
La libertad trae fragancias.
¿Por qué estoy sano y salvo?

En un agujero negro he caído.
Mis manos nadan cual pececillo.
Dejando atrás la torre mar muerta.
Buscando la libertad. Por fin luz.


Princesa:

Nuestro cariño te ha salvado.
Mis sentidos te han encontrado.
Yacías dormilucho en mi regazo.
cual gatito mimoso y acurrucado.

Los copos de nieve me han ayudado.
Caían y se derretían sobre mis manos.
Sus miradas me hablaban, allí estabas.

Agazapado sobre mis sueños pasados.
Yo los guardé en un cajón de mimbre.
Encontré la llave extraviada, que
un ángel me guardó en su nostalgia.


Samuel:

¿Realidad o fantasía?

Princesa:

Ninguna de las dos, solo es amor.
Amor que no encontraba la salida.
Caricias que vivían perdidas.
Perdidas de cariño y alegría.

Samuel:

Oscuridad no me oscurezcas más.
Mezclare la paz con armonía.
Alegría sin fantasía, imposible.
Alegría, fantasía y humildad.
Todas van juntas, como uña y carne.
La vida es una, disfrútala.
No la dejes escapar. Consiéntela.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Luego dicen que no somos ángeles

No es ninguna poesía.
Son palabras escritas con cariño.
Detalles inusuales en el olvido,
momentos de arrebato que se marchan.

Es un puzzle de arena que se derrumba.
Si el agua lo moja, se consume.
Si la tormenta llega, se asusta.
Si lo coges desprevenido, sale corriendo.

Tienes que escribir con suavidad,
para que las letras sean comunes.
Fácil de entender,
fácil de usar.
Debes darle una vuelta de tuerca.

El odio es malsonante.
Cantan tus cuerdas discordantes.
Apareces y desapareces; y luego
dicen que no somos ángeles.

El viento revolotea entre mis dedos

A la sombra del abeto,
donde el sol mira de reojo,
donde la luna gime de placer.

El viento acaricia mis dedos.
instantes para aprender a vivir,
allí quiero forjar mi arte.

Instrúyeme como tú aprendiz.
Coquetéame, cautívame.
Revolotea como una perdiz.

No se si es sueño, o es realidad.
Únicamente se, que es felicidad.
Estoy aprendiendo a ser feliz.

Tus huellas llenan el agujero,
aquí derramaré mis sentidos,
recógelos por mí, ya no estaré.

Tu alma revolotea entre mi ser,
mis uñas esculpen el momento.
El viento inmerso en mis dedos.

A tu lado, para siempre

La calma desquicia mis dedos,
mis pies caminan solitarios.
una noche de soledad esquiva,
donde la ida es mi única salida.

Ni tú, ni yo, ni él, ni nadie,
quítame el antifaz de arena.
El viento me hace cosquillas,
y tus ojos describen mi retiro.

A tu lado, para siempre.
Nuestro pasado es presente.
Nuestro presente es futuro.
Guarda lo que hemos vivido.

Tus manos son flores,
tus sentidos respiran libertad.
Ella me empuja a desaparecer.
Apunto de caer, inmortal seré.

A tu lado, para siempre.
Mira por la ventana, allí estaré.
No sientas caer tus lágrimas,
guárdalas hasta desaparecer.

El camino de nuestra ternura

Almas inundadas en sabores.
Momentos llenos de virtudes.
Instantes cubiertos de sutileza.

El rosal clava las espinas.
La noche llora sus heridas.
Mi luna me da la bienvenida.

Suspiros en nuestro nido.
Unidos hasta el fin del camino.
Hasta que el fuego nos extinga.

La lluvia apaga nuestro ímpetu.
El camino de nuestra ternura;
es el caminar de tus labios.

Las caricias han querido unirnos,
en este momento tan especial.
Nuestra vida empieza a florecer.

martes, 4 de noviembre de 2008

Tus besos son una droga que sabe a chocolate

Sabor envolvente en mis labios.
Aroma natural a chocolate.
Dulzura arquitectónica.
Dibújame un monumento colosal,
dónde yo sea tu rey, y tú mi dulce.
Sabor a chocolate, sabor inquietante.
una droga que me envenena y
nace constantemente de tu corazón.
Son tus besos sabor amargo,
chocolate oscuro, azúcar y cacao.
Tus besos son una droga de amor.
Una droga con sabor a chocolate.

Mi café me acompaña

Desde mi ventana veo el tiovivo.
La noria contemplo desde la azotea.
Mi café expulsa sus sentidos.
Una noche para mirar de reojo.
A la derecha, bailarinas de antaño.
A la izquierda fotos en blanco y negro.
Mi mente ya está un poco perturbada.
No se lo que digo, mi café me acompaña.