viernes, 26 de septiembre de 2008

El viento se la llevó

Una mañana de sol corriente.
Aquí y allí el aire se marcha,
y mi cometa es arrastrada.
Vuela que vuela. Alto, muy alto.
Mis ojos lloran el desconcierto.
Mis manos quieren sostenerla.
El viento la lleva de la mano.
Yo, caminando sobre la acera.
Un cuchicheo llegaba desde fuera.
El cielo se vuelve gris.
Las nubes cubren mi nariz.
Soltando borbotones de agüilla.
Sus burbujas empañan mis gafas.
Un instante para limpiarlas.
Pobre triángulo de telas rosas,
cogidas con cinta y arrugadas.
Mi cometa ha sido arrastrada.
Las burbujas del tiempo
me saben a gloria bendita.
Las lágrimas secan su marcha.

2 comentarios:

Diosaoasis dijo...

Muy bonito siento que te inspiraste en tu cometa que tuvistes.

Lenina Libre dijo...

Hermosa, transmite mucho!!! Con calma me apunto tu blog para ir leyendo, llegue por casualidad, pero como ya sabes que eso no es existe... llegue porque tenia que llegar, y recibir tu bonito mensaje, tu bella emocion..

Gracias, namaste