lunes, 15 de septiembre de 2008

La inocencia de la sangre

Aureola de sustancia oscura
vagando por tinieblas de ternura.
La atmósfera inunda mis sentidos
y sus ojos se clavan cual colmillos.

Sentado sobre la luna indefensa,
mirando el color de tu inocencia.
Burbujitas parpadean en mi vida
turbando la pared de mi sonrisa.

He visto un destino en tus ojos.
El camino de nuestro futuro.
Flores para tu sufrimiento.
Espinas que clavan tus miedos.

La oscuridad, el cristal y su sombra.
La blanca tez de tu adolescencia.
Los rasgos de una tez vetusta.
La facilidad de encadenarte a mí.

La inocencia de la sangre pura.
El ascenso hacia una nueva gloria.
El decaimiento de nuestra promesa.
La plenitud de una vida eterna.