viernes, 20 de febrero de 2009

Mi compañera

Para ella que renace debajo de las hojas muertas, esas que desvirgaron su suerte anoche cuando cayeron del árbol. Ya nunca más volverá a alegrar mi corazón de mimbre. La locura de amar, la locura de sentirse amado y unido a una vida de altibajos y caminos por los que cruza el río de los malos augurios. Ella amará allá donde este, en aquel lugar lejano al que llaman cielo lleno de estrellas. Esta misma, la luna me dijo una vez que era mi compañera, quien sabe, aún no lo creo, pero cada vez que la contemplo sus rayos de reminiscencias claras me transportan al lugar de donde nacen las prosas de puro sentido multicolor. Ella me comentó, Francisco no dejes de escribir, el sentido y el arte te llenan por dentro, haz de tu vida un paisaje cautivo para llenar de sonrisas a aquellos que no son capaces de sentir esa llama tan viva que renace dentro de ti. Aún miro a través de la ventana, y no dejo de recordarla, mis lágrimas de llanto y esperanza se helaron, para quedar convertidas en bellas frases que ahora os escribo.

6 comentarios:

Francisco Javier dijo...

Más de una vez habréis mirado por la ventana una noche de luna llena, en la que esos rayos os han transmitido los sentimientos más hermosos que se pueden percibir un momento tan mágico y especial como ese. Es lo que he querido transmitir en este texto. Para mí esos instantes son muy de mi vida diaria. Son momentos que me llenan de paz y cosas buenas.

princesa dijo...

Hola principeso, que privilegio,leer tu nueva poesia, antes de dormirme, mientras tu duermes...muchas veces miro la luna, desde la ventana de mi habitacion, ventana que hoy ya conoces...por foto claro esta...y si que ella tiene la magia de tranquilizar mi alma a veces inquieta, con ella te envio mis mas tiernos pensamientos y besos...
como todo poeta eres sensible y esas lagrimas que derramas,a esa luna llena, yo las convierto en estrellas....besitos....ta....

TOÑI dijo...

buenas Francisco javier. Me apasiona tu forma de expresar lo que sientes al mirar hacia la luna. a mi también me ocurre, incluso con solo divisar un objeto. Una fuente de palabras me atraviesan la mente, y llegan los recuerdos buenos,otros malos. y gracias a eso a veces puedo plasmar en el papel algo que me deje satisfecha. A menudo escribo algo y si una sonrisa de satisfacción no se dibuja en mi rostro, rompo lo escrito con decisión. saludos.. MUAKKK

Io dijo...

La luna. Mi última entrada me la inspiró ella. Le dije quen era amiga tuya, y tuvo a bien derramar su poderoso influjo sobre mí.

Es bueno esto de tener amigos...:D

Mil besos lunáticos.

Gizela dijo...

La luna, plateada compañera de sueños, guardadora de secretos y esperanzas.
Yo también suelo pasar noches caminando sobre su piso, soñando y escribiendo.
Bello texto, muy bello.
Un abrazo
Gizz

woman in love dijo...

no llores por quien no te merece, ni una lágrima más

preciosos tus versos

un beso