domingo, 8 de febrero de 2009

Gloriosa y única

De nuevo el sol cubre mi rostro
y me deslumbra hasta cegarme.
El río Guadalquivir renace y
forja una tierra llena de arte.

Fincas de siembras y regadíos.
Olivares cruzan la tierra jienense.
La vereda cordobesa nos observa,
atrayendo a los trigales de frente.

Amarillos campos de sustancia pura.
Girasoles ciegos, mudos y tímidos.
Algodonales blancos como la seda.
Pájaros relinchando, se echó la veda.

Las gentes humildes del lugar,
nos dan la bienvenida más sana.
Probando la sed de su vivencia;
de una tierra llena de gracia.

8 comentarios:

Francisco Javier dijo...

Así es mi tierra andaluza, gloriosa y única, y aunque en su momento este escrito estaba predestinado para halagar a la Mezquita Cordobesa, tan solo me quedé en los campos trigales y mi mente no dio para más, ni de cerca pude llegar a la capital y halagar a tan majestuosa maravilla. En otra ocasión será. No os ha ocurrido alguna vez que queréis escribir sobre un tema en general, y luego no sale como esperabais. Se da la vuelta a la tortilla y cambia el sentimiento del texto.

Bueno historias a parte, tengo que reconocer que cuando uno esta enfermo, y sin ganas de nada, por mucho que las cosas quieran salir, uno no las consigue, pero estoy muy satisfecho con el sentimiento logrado. Para la próxima espero estar de mejor ánimo y lograr ese sentimiento tan añorado. Saludos a todos.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Francisco...

Describes muy bien tus lindos campos, se nota que son lugares hermosos y que los amas de verdad.

"De nuevo el sol cubre mi rostro
y me deslumbra hasta cegarme".

Con an bella frase lo dices todo y de ella surge todo un poema.

Cordial saludo.

P.D. Gracias poe el comentario y por contarme lo del "gallipato", no sabía que existía, fue solo una palabra que creí inventar.

TOÑI dijo...

hola francisco javier. claro que tenemos que estar orgullosos por nuestra andalucia. los olivos que nos rodean, los paisajes que adornan nuestras costumbres... todo es encantador.

saludos

TOÑI dijo...

ah y ponte bien pronto.

princesa dijo...

Hola principeso, que Dios te bendiga con salud, bella poesia,de todo hijo que ama tambien a la tierra donde transcurre su vida, ha de ser hermoso mirar esos campos de olivos y trigales y a esos campesinos que con amor los cultivan, los campos de mi tierra, son adornados por caña de azucar al norte y al sur, por bellas palmeras, cuidate tesoro, besitos tan lindo como los girasoles....ta...

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Muy linda descripción del lugar que amas ,un beso y seguimos leyéndonos .

Io dijo...

Lamento que estés pachucho. Pero ya ves, ni la enfermedad es capaz de atajar esa corriente creativa inagotable que corre por tus venas andaluzas.

Bendita sea esta tierra. Bendita su gente, sus campos, olivares, trigales y vides, bendito su sol y su mar y benditos los poetas que ha parido.

Bendito seas, Francisco Javier, digno hijo de Andalucía.

Ponte bueno, cariño.

Mil besos!!!

woman in love dijo...

tu córdoba de andalucía, precioso homenaje lleno del calor de la tierra dorada

un beso