lunes, 10 de noviembre de 2008

A tu lado, para siempre

La calma desquicia mis dedos,
mis pies caminan solitarios.
una noche de soledad esquiva,
donde la ida es mi única salida.

Ni tú, ni yo, ni él, ni nadie,
quítame el antifaz de arena.
El viento me hace cosquillas,
y tus ojos describen mi retiro.

A tu lado, para siempre.
Nuestro pasado es presente.
Nuestro presente es futuro.
Guarda lo que hemos vivido.

Tus manos son flores,
tus sentidos respiran libertad.
Ella me empuja a desaparecer.
Apunto de caer, inmortal seré.

A tu lado, para siempre.
Mira por la ventana, allí estaré.
No sientas caer tus lágrimas,
guárdalas hasta desaparecer.