martes, 4 de noviembre de 2008

Mi café me acompaña

Desde mi ventana veo el tiovivo.
La noria contemplo desde la azotea.
Mi café expulsa sus sentidos.
Una noche para mirar de reojo.
A la derecha, bailarinas de antaño.
A la izquierda fotos en blanco y negro.
Mi mente ya está un poco perturbada.
No se lo que digo, mi café me acompaña.