lunes, 4 de mayo de 2009

Una brisa celestial

La tarde se dormía por momentos,
atrayendo nublados y desencuentros.
Tejas y más tejas llenas de nidos,
nidos de polluelos y seres vivos.

Acróstico en un ventanal cerrado,
del campanario del pueblo de al lado.
Palomas revoloteando como locas,
entre plumajes rizados y alcobas.

Cristales sabor a brisa celestial,
coloreados de alegres consuelos,
encerrados en misas y mausoleos,
donde las aves pían lo natural.

Una torre se forjaba hacia el cielo,
con campanas azotando el paisaje,
señalando las horas de un don nadie
aquel que se consolaba tras el miedo.

¿Miedo de qué? preguntó el ciudadano.
Y el vagabundo le respondió anonadado.
Miedo por ver un santuario tan grande,
la maravilla más austera de dios Padre.

20 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Francisco...

No se que misterio encierran los grandes santuarios, pero a mi me producen una sensación de infinito respeto por el ser supremo.

Muy acertado poema, para describir la grandeza Divina que en ellos se encierra.

Cordial saludo..

Luna dijo...

Hola cielo precioso texto me gusto como siempre es un placer leerte
un beso desde mi Luna

princesa dijo...

Hola principeso...hermosisima poesía,que bella manera de describir esa sensación tan divina que provoca la visita a un santuario, esas maravillas austeras de Dios Padre, donde encontramos paz celestial, a la vez que escuchamos el sonido de la campanas, el piar natural de las aves y ese revoloteo de las palomas, distractores de nuestro profunda comunicación con el ser supremo....pero creo que Dios por alguna razón los coloco ahi...besitos angelito...ta...

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Bellísimo, y bien plasmado la imponencia de la grandeza erigida al creador.

Gusto en volver a lee tus letras bien definidas y hermosamente plasmadas en versos.

Un abrazo desde mi México
Celia

Diosaoasis dijo...

Los santuarios nos transmiten sensaciones bellas al corazón y al alma de sentirse en paz. Bello poema.
Siempre es un placer leerte.

sedemiuqse dijo...

Hola niño, tu si haces poesia, verso a verso...cada estrofa es un poema. Lo mío es tan desordenado al libre albedrio. Un honor visitar tu blog. Y un honor que encontrases el mío.
Besos y amor
je

Cien gotas de amor dijo...

Hola francisco,

produce mucha paz entrar a un santuario, el caracteristico silencio, el olor a vela, la arquitectura ...

También son una brisa celestial todos tus versos, un besazo,

Laura

Reina_Nasty dijo...

Vaya versos, y a lo que más le tememos algo más grande que un ministerio!! Te paso a saludar!! ojala estes super bien y te cuidas mil xD

Noah dijo...

¡Magnífico poema Francisco!

Me ha gustado mucho tu blog y tu forma de expresarte en los poemas.

Un cálido abrazo de Noah.

Francisco Javier dijo...

Hola Rafa, pues un misterio muy grande, que te siembra de paz y felicidad. Gracias por el comentario. Saludos de cariño.

Francisco Javier dijo...

Hola Lunita, tu tan cariñosa como siempre. Gracias por todo. Besitos.

Francisco Javier dijo...

Así es mi princesa, de eso se trata, era tal cual quería expresar en este bello poema. Que al final por cierto, yo mismo me asombro de lo bien que quedó, y lo bien que transmitio todo lo que quería expresar. Gracias por todo. muchos besos. Muakis.

Francisco Javier dijo...

Hola Celia, gracias por la visita, tiempo sin verte por mi página, un besazo enorme desde mi cordoba querida. Besitos.

Francisco Javier dijo...

Hola Diosa, pues como tu bien dices, los santuarios son mágicos, nos expresan la paz que otros lugares no son capaces de transmitir. Besitos de cariño.

Francisco Javier dijo...

Hola niña, gracias por devolverme la visita, da igual que haga poesía, prosa, narrativa, o lo que sea, lo importante es que salga del corazón, de cariño hecho con amor. Que la gente que te lee le llene el alma de cosas bonitas. Escribes muy bien, saluditos.

Francisco Javier dijo...

Hola Laura, gracias por el piropo hacia mis versos, como le decia a la amiga Diosa, un santuario a parte de ser sagrado, yo creo que todas las personas lo tenemos a mano para visitarlo en cualquier hora del día. Así porque no dedicarle unas palabritas, ya que tantas cosas buenas nos dan. De nuevo gracias, un besote enorme amiga.

Francisco Javier dijo...

Hola reinita, gracias por el coment y por acordarte de este vagabundo del arte. Besitossss, un abrazo enorme.

Francisco Javier dijo...

Hola Noah, tengo un nuevo polizón en mi camarote y eres tú. Gracias por tus palabras de cariño. Me alegra saber que te gusta mi forma de escribir y mi página. Ya te devolvi el comentario, por cierto una poesía hacia la primavera, muy dulce, rodeada de la palabra amor, que mejor que el amor para definir eso tan lindo. Besos y un abrazo enorme.

Io dijo...

Los templos siempre me sobrecogen. Encierran un misterio que arroba el espíritu, y en ellos se respira paz.

Me ha encantado esta poética interpretación de su fuerte magnetismo.

Un besazo!

Francisco Javier dijo...

Gracias amiga Io, un besazo enorme.