miércoles, 14 de enero de 2009

La flor de la desesperación

La flor de la desesperación

Todas las noches mirando.
Nadando como un náufrago.
Sintiendo el aire en mi piel.
El fuego en mi atardecer.
La lluvia en mis entrañas.
La soledad es muy amarga.
La tristeza la llevo dentro.
La noche la hecho a volar.
El cielo vuelve a explotar.
La luna vuelve a enloquecer.
El sol quiere desaparecer.
La vida me tira bombas.
Mis brazos se queman
como antorchas vacías.
Suicidios en las arenas.
Aviones estrellándose.
Niños apagándose.


Acto 1 – El arte de la guerra

Mueren mis padres.
Mis ojos se oscurecen.
Mi tierra se destruye.
Mi vida se escabulle.

El arte de la guerra.
La vida es miseria.
La comida es arena.
Mi muerte son piedras.

¿Por qué luchamos?
¿Para quién luchamos?
¿Debemos sobrevivir?
o ¿Debemos morir?


Acto 2 – Condenado

Ya no puedo pegar ojo.
La luz oscurece mi rostro.
Mis dedos sostienen llanto.
El fuego me quema por dentro.

Vacío y oscurecido.
Un laberinto sin salida.
El corazón desbaratado.
La sangre acuchillándome.

Condenado a olvidarme
Sintiendo como muero.
Mis dedos se pican
como picos en la roca.


Acto 3 – La flor de la desgracia

Que pesadumbre más oscura.
Las camionetas no quieren llegar.
La comida escasea por voluntad.
El agua sugiere desaparecer.

Desgraciada vida que tocaste
el corazón de mis adentros.
Vuelve por donde viniste,
ya no quiero sufrir más.

¿Ves como están ellos?
Hechos pedazos como alquitrán.
Carreteras y casas semimuertas.
Tristezas y penas que llegan.

Que desgracia más obscena.
La locura de los hombres de verde
que tiran bombas y nos aniquilan,
como simples hormigas.

Muerte somos para tus ojos.
¿Qué hemos hecho nosotros?
No nos merecemos las penas.
Podrías cambiarlas por monedas.

El río ya no lleva agua clara,
ahora lleva sustancias tóxicas.
El lirio no ha vuelto a brotar.
La llama de nuevo lo quema.

La flor de la desgracia.
Terremotos en las arenas.
Afganistán, Irak, Israel o Gaza.
Muerte sin vida, vida sin muerte.


Acto 4 - Una noche sangrienta

(Desde la media noche de ayer,
los combatientes palestinos
han lanzado al menos diez cohetes
Kasam y Grad y siete proyectiles
de mortero contra las poblaciones
del sur de Israel, confirmó a
Efe un portavoz militar israelí.)

80 bombas a diario.
Un millar de muertes.
El hospital de Shifa
se llena a borbotones.

La sangre salpica el presente,
y empiezan a venir muertes.
Efe Hasan Yalaf anuncia
la desgracia de los civiles.

Sin ver ni oír. A oscuras.
Bombas que nos salpican.
Odio, guerra y tristeza.
Muerte y muchas miserias.

Las miradas del presente,
o sea las miradas de los niños
son las que más sufren;
son las que huelen a muerto.

Civiles en peligro,
sus atisbos así lo claman,
sangres rojas en sus miradas.
Almas que se escapan.

Territorio Palestino masacrado.
La Sanidad de Hamas nos da agonía.
Situación humanitaria dramática.
El sufrimiento aflige nuestra vida.


ACTO 5 - Egipto clama ayuda y paz

(Según Shusha, a quien cita la agencia
oficial de noticias egipcia MENA,
las autoridades egipcias están preparadas
para el envío de la ayuda humanitaria
a Gaza, pero los bombardeos israelíes
impiden su traslado al otro lado de la
frontera.)

Bajo estandartes de piedras marrones
se forja una civilización única.
Sustentada por miles de siglos atrás,
acariciada con la vida del río azul.

Ellos llaman a la paz sentados.
Orando por sus dios Alá.
Mirando al horizonte perdido,
llamando a la vida y a la libertad.

Egipto sugiere la paz. Europa igual.
El resto del mundo insiste parar.
Esta guerra nos hará sufrir y llorar.

5 comentarios:

Francisco Javier dijo...

Hay ocasiones en las que quisiera dormir y no despertar nunca, para así no mirar lo que pasa en el mundo y más estos días, en Israel y Gaza. Las guerras, los sufrimientos y las desgracias creo que nos afectan a todos. He querido escribir una especie de historia de todo lo que acarrea esta guerra y de todos los sufrimientos que se están viviendo últimamente a través de las noticias, medios, periódicos, etc..

He tenido incluso que argumentarme para poder ver la desgracia desde un primer plano y así poder trasmitiros lo que viven estas gentes a diario. La guerra al final no deja de ser guerra, por un motivo u otro, siempre habrá muertos y penas. Pero si ponemos todos un poquito de nosotros, podremos ayudar al mundo contra todas estas miserias. He querido relatar las vivencias que viven los palestinos día tras día.

Espero entiendan que la vida no es color de rosa, y hay cosas más importantes que el amor, y las alegrías, que no se deben dejar pasar, mi corazón así lo sentía y así lo siente día tras día, hasta que termine esta desgracia que nos afecta a todos.

princesa dijo...

hola principeso...realista tu escrito y las imagenes, cuanto dolor siento mi ser, cuanta impotencia... lo ideal seria ir todos a ponernos de escudos, para terminar esa cruel y sangrienta guerra,pero eeso es una realidad imposible, pienso que lo poquito o lo mucho en que podemos ayudar,es hacendo oracion con devocion ... pidiendole a dios que tenga piedad y misericordia,por todos, los que viven esa guerra... que a los lideres de ambas partes, les de humildad y razonamiento, para que se logre un acuerdo de paz, quizas muchos nos preguntamos, por que Dios permite tanto dolor y sufrimiento???, si somos sus hijos amados...un misterio mas de dios....creo que todos quicieramos dormir, y despertar con un mundo diferente...para vivir en un mundo de amor y armomia......por favor no pienses en no querer despertar nunca mas,. me entristece que pienses asi..recuerda que solo Dios sabe el dia que pone fin a nuestro existir...cuidate....besos dulces....ta....

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Francisco...

Cuanto dolor y desesperación hay en tus palabras y en la imágenes que acompañas.

¡Ay! si pudiéramos remediar en algo tanto sufrimiento pero desgraciadamente el conflicto es tan complejo, que nunca terminaremos de entenderlo.

Pobrecitos niños y ancianos que viven tan cruel desdicha.

Cordial saludo.

Linda Ariana dijo...

Es tremendamente ingusto que las personas esten sufriendo asi en esos paises ...rerramando lagrimas, pasando mucho sufrimientos.
Tus imagenes demuestran el dolor terrible de lo que sucede ahi. Solo nos queda orar por ellos y pedir a Dios que tenga misericordia y que cese la gerra.

Io dijo...

Estremecedora visión, de la cual me ha impactado mucho El arte de la Guerra.

A veces sobrevivir es esto, escribir versos con la sangre de los inocentes, denunciar la barbarie con bellas pinceladas, clamar por la paz con un grito ahogado.

Terribles imágenes.

Enhorabuena, Francisco!

Mil besos!!!