domingo, 24 de agosto de 2008

Esencia de mujer

Todo lo que toca se transforma en naturalidad.
Las semillas secas se convierten en rosas.
Sobre sus manos nace el amor y la locura.
En sus ojos me deleito con su ternura.
De su amor nacen los cosquilleos profundos.
Su esencia de mujer exquisita me hace volar.
Su sinceridad no existe sobre la faz de la tierra.
Ningún alma femenina entiende de verdades.
Ella es verdaderamente especial en mis sueños.
No existe, jamás existió, y jamás existirá.
Ni tiene forma humana, ni forma artificial.
Pero me habla con su corazón ensimismado.
Con su cabello recogido y sus ojos vivos.
Su esencia es muy pura, y siente mi tristeza.
Y a veces vive conmigo llenándome de cariño.