miércoles, 30 de septiembre de 2009

Poema de amistad

Los amigos de Internet...
¿Qué son?
Seres que no se ven,
pero que dan amor,
que nos brindan compañía,
que nos prestan atención,
que nos hablan desde adentro,
de su mismo corazón...

Los amigos de Internet,
los que tapan los agujeros,
de la soledad o el desamor,
los que nos dan su cariño,
a través de un monitor,
los que se brindan sinceros,
sin esperar ningún favor,
los que ayudan a distancia,
y lo hacen con amor,
los que nunca esperan nada,
solo que les permitas
entrar en tu buzón!

Los amigos de Internet,
¡¡qué cosa maravillosa!!
desde que los encontré,
mi vida es otra cosa,
nadie lo puede entender,
solo aquél que lo ha vivido,
puede reconocer,
que a través de esta pantalla,
se puede llegar a querer,
desde adentro y con el alma,
sin necesidad de ver...

Los amigos de Internet,
no son ficción ni mudez,
son amigos que descubren,
nuestra propia desnudez,
la desnudez del alma
sin necesidad de ver.

Algunos son calladitos,
tranquilos,
que observan desde su sitio,
y disfrutan los envíos...
a veces se hacen notar,
y nos escriben con cariño!!
A veces, hay quién pelea,
pero solo por jugar!!

Algunos son muy sinceros,
otros prefieren callar,
cuando llego con mis cartas,
y me excedo por demás!!

Los amigos de Internet,
son seres maravillosos,
que con todo desinterés,
dan su cariño y apoyo!!

Suelen ser más leales,
que los que podemos tocar,
son amigos entrañables,
que te saben valorar!!

A mis amigos de Internet...
A todos,
les doy las GRACIAS!!
Por saberme soportar,
por estar en mi ventana,
y alegrarme un día más!!

lunes, 28 de septiembre de 2009

La vida que me rodea

En la vida todo tiene,
un principio y un final.
Sucedánea flor del tulipán,
que acaricias mi juventud,
atraviesa lagos y montañas,
en busca de nuestra única luz.

Admiro tu facilidad para volar,
gorrioncillo de vientos pedestres,
que posiblemente picaste de allí,
y de allá, buscando la razón del vivir.
La costumbre de hacer tu nido en el árbol,
o de ver golondrinas piar con encanto.
y hacer sus nidos en madre ciudad.

Flores que nacieron del subterráneo.
Subterráneo subterfugio natural,
lleno de raíces y helechos de mar.
Comandado por inviernos de llovizna,
árida, fría, ahí está el misterio de la vida.

Cuando se unen aromas del pasado,
sentimientos perfumados del presente.
Junto a las semillas de tierra alegrosa,
nacen los sentimientos de las gentes.
Las que me cruzo cada día camino a casa.

El anciano envejece en la plaza del parque,
leyendo su periódico matinal, donde noticias,
navegan como estrellas, con naturalidad.
Diciendo, de aquí soy, aquí vivo.
Aquí crecí, aquí pereceré, y tú ya no estarás.
Porque cenizas de fuego nos consumirán.

Vida de hoy y de mañana.
Vida de pasado y pasado mañana.
Vida de ayer que me dejaste plantado.
Vida del futuro a la que no pude llegar.

Lágrima que caíste y sembraste angustia.
Vida de alardes para no tener nada.
Vida para ser olvidado como si nada.
Como un despojo de vida pasada.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Un domingo cualquiera

Despierto por la mañana,
mis ojeras saludan a la niebla.
Es un domingo de tardes abiertas,
donde el té recaliente mi esencia.

Al lado de las montañas rocosas,
se encuentra mi descendencia,
árboles de otoño, llenos de hojas,
bosques de infinitas mariposas.

Un domingo para pasear,
cogidos los dos de la mano,
admirando el campo otoñado,
y la vista de mis antepasados.

No sería un domingo cualquiera,
si tus ojos no me mirasen de frente.
He aquí el antifaz de tu elegantaza,
el espesor de tu dulce cara acristalada.

Las ráfagas de viento ni se sienten.
Una tarde maravillosa nos acontece.
El fulgor de los animalejos se deja ver.
Mostrándose de par en par, uno, dos, tres.

Los caballos relinchan en pasto verde.
Galopando sin jinetes a sus espaldas.
Llevándose al viento contra corriente.
Como aves de paso, en bandadas.

Un domingo para dormir de la vida,
para coger de sus frutales el aroma,
sentir de sus entrañas la aurora,
y empaparse de una noche maravillosa.

-------------------------------------------------
Pintura realizada por Cesc Ginesta.

martes, 22 de septiembre de 2009

Yo, interior

Ya no quiero ser tu antifaz.
Ni tu pipa de la paz.
Más quisieras lunas por tener.
Ya que a mi no me tendrás.
El suspiro ha vuelto a susurrar
con carita dulce y suave cantar.
Que vidas por amar, sólo sufrir,
Que recuerdos por descifrar.
El ángel ha vuelto a llorar.
Yo interior se siente defraudado.
Ya ni quisiste ser más compañía,
Tan sólo quisiste ser lloriqueo.
Ya no llores más, el mal acabará.
Defraudarse de uno no servirá.
Aprender debemos, de cambiar.

sábado, 19 de septiembre de 2009

El brillo de mis púrpuras alas me satisface

¿Has imaginado ser alguien?
¿Alguien distinto quizás?
¿Alguien con alas plateadas?
O ¿Alguien de otro planeta?

Anoche tuve un leve crujido.
Mi corazón lo vivió todo.
En tan sólo unos segundos.
Tú tintineo me hizo despertar.

Ya no estaba soñando con ella.
Ya no era su ave de presa.
Ni su verborrea longeva.
Era la liberación en persona.

Mis membranas quebraron,
como mariposa amarillenta,
la envoltura que me cubría,
dejó de ser ella misma.

Ahora valgo por una sola.
Unida únicamente a unas,
púrpuras alas de bienvenida,
ellas satisfacen mi vida.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Otoño de sentimientos perdidos - (Reposición)

Una brisa de otoño fugaz.
Hojas que caen y se quiebran.
Rayos de luz que me colorean.
Un papel rugoso y perspicaz.

El viento airea la cortina roja.
Revestida de estrellas esmeralda.
Bordada por eras mitológicas.
Esculpida por sueños fantasiosos.

He visto una estrella pasear.
Contemplar mi ventana al pasar.
Con su liga quemaba mi brillo.
El amarillo de mis ojos cautivos.

Aires que crean una seducción.
Bordean una figura desierta.
Las palabras se las lleva tu fuego.
Quemándolas en mi cuerpo.

Cortejé a tu mirada tartamuda.
Que no podía hablar siquiera.
La canté con mi ternura.
Palabras rellenas de dulzura.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Las rosas cubiertas de odio

Ya no quise ser el mismo de ayer,
porque tu sonrisa me hizo daño.
Era tan profunda tu estaca,
que mi corazón sangraba odio.

Odio y rencor hasta tu alma,
ennegreceré tus parpados de ira,
a tus labios les quitaré la rima,
a tus ojos los saciare de malicia.

Las sábanas cubiertas de esencia.
La crueldad de mi escarchado aire,
puso delicada melodía en tu cara,
Y luego puñal clavaste en mi talante.

La condición que tengo para odiarte,
son las rosas espinadas de mi vida.
La sangre de burbujas en mi aura,
que derramaste con sabor incurable.

viernes, 11 de septiembre de 2009

El ascenso de Sodoma y Gomorra

El sol entró en la constelación Capricornio
así como las estrellas brillaron por el pecado.
El rey de Sodoma vuelve a beber vino,
sobre el gimoteo de la dama de Babalon.

Ciento veinte días en las profundidades,
el mar muerto va camino de su ascensión.
Caminando por el sendero de la caída
la alquimia Setiana responde a mi llamada.

El esplendor de Sodoma y Gomorra
revela el conocimiento místico del pasado.

La princesa Justina
canta una canción,
de placer y dolor.
Las virtudes en vano,
el oído que la escuchará
más allá de la mar.
Y aquel sin miedo
verá a los antiguos caídos.
La faz prohibida del tiempo,
una vez más ha resurgido.

El levantamiento de Sodoma y Gomorra
revela el conocimiento místico del pasado.

Escucha al rey Bera
llorar en la tierra de Canaan.
y a las hijas de Lot
llorar por su padre y su Dios.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Hasta siempre

Cuando la luna cobije sus alas tras las montañas
me despediré de esta tierra cálida.
Y mis manos volverán a tocar un arpa.
Pero no cogerán la espada de la arrogancia.

¿Quién puede encontrar los manantiales de aguas claras?
Porque yo no puedo ni siquiera mirar al alba.
¿Quién le puede decir a la luna que una vez la amé?
Quizás las hadas revuelvan tierra y mar para buscarla.

¿Quién puede llamar a los peces de las profundidades?
¿Quién puede cambiar las formas de las colinas?
Manantiales que se llenan de vida y me recorren.
Decidles a esas humildes gentes que ya no existo.

He sido una espada en tu dichosa mano.
He sido un escudo de lucha encarnizada.
He sido la cuerda de un arco de flechas.
Pero no quiero ser la sangre de ellas.

Un grito se oye desde lejanas tierras.
Ni es el hechizo de un mago, ni su aura.
Ni su bastón lanzando dardos de fuego.
Es el sol acurrucado por el invierno.

Adiós a las orillas del mar que cubren mi piel.
Adiós a las sabanas del viento que ruborizan mi tez clara.
Adiós a la perlas blancas de las ostras migradas del este.
Adiós a los arcoiris que me vieron nacer de pequeño.

martes, 8 de septiembre de 2009

Mi corazón es una poesía - (Reposición)

Mi poesía es un corazón.
Tiene alas y vida propia.
Lleno de alegrías y cosas
buenas. Vuela y vuela.

No deja de volar
ni en la soledad,
ni en la amargura.
Vivir es su única cura.

Es un corazón desconsolado.
En un tiempo estuvo enfermo.
Afligido y lleno de pena.

Ahora está lleno de alegrías.
Mi corazón es una poesía.
Vigía de mí única vida.
Poesía dulce y rojiza.

De ese color es mi poesía.
Se ruboriza con los piropos.
Ahora fluye por tu vida.
Se estremece con tu sonrisa.

La poesía es mí corazón.
Son almas gemelas.
Si una no existe, la otra
tampoco existiría.

Mi corazón sueña.
No deja de soñar.
Sueña y sueña,
vive en otra vida.

Rojo, rojizo y rosado.
Mi poesía es un corazón.
Mi corazón es una poesía.
Mi alma está llena de amor.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Renacer en una juventud perdida

Tras matorral de orquídeas.
Existe enorme fuente de aguas.
Y al fondo la catedral olvidada.
Delgaducha, pálida y decaída.

En la plaza central algo corroe.
Correteos de aquí para allá.
Zapatitos de niños pequeños.
Zancadas débiles, de felicidad.

Manchas de aguas oxidadas.
de fuentes cubiertas de cal,
orificios de vida antigua,
del pueblo de la era pasada.

Caritas dulces y divertidas.
Jugando con una pelotita.
Piecitos de suave ternura,
Alegrándome con sus sonrisas.

Y miro al pasado, y me veo
allí jugando, como angelito,
volando, de par en par,
mis alas revivas de bienestar.

jueves, 3 de septiembre de 2009

La catedral del silencio

Inmensos amurallados,
tejidos en color ocre.
Fieros ventanales altos
pintados de renombre.

Rizadas e intrincadas,
pilastras cercadas
de caliza y mármol.
Estatuas de dioses.

Columnas ancladas
al terrenal solitario.
Plagado de tranquilidad,
resudando hospitalidad.

Columnas acorchadas
sosteniendo la capilla.
El silencio es necesario.
Para escuchar al santo padre.

Lugar de miles de gentes,
donde creer es vivir.
Fe de miles de creyentes.
Dios les da un porvenir.